="center" class="style2">Radio
  • deded
     



    Literalmente traducido al español y oficialmente llamado por la Federación Mexicana de Rodeo de la misma manera, el Lazo de Becerro es la primera de las disciplinas de tiempo. Aunque podemos decir que sencillamente consiste solo de lazar un becerro eso no implica que su ejecución sea sencilla. Incluso podría ser considerada como la que tiene más dificultad, pues suele ser más sencillo lazar los cuernos de un “torete” que lazar a un becerro pequeño que no los tiene.
    Al igual que el Jineteo de Potro con Montura, el Lazo de Becerro nació en los ranchos. En algunas ocasiones los becerros necesitaban ser lazados para su tratamiento medico y es así como esta disciplina se desarrolla hasta llegar a ser lo que es hoy.
    La disciplina consiste en lo siguiente: Un vaquero sobre su caballo y dentro del cajón de lazo. El vaquero con su soga preparada y el becerro ubicado a su derecha dentro de su propio cajón con la puerta cerrada para evitar que salga.
    Una soga adicional se encuentra preparada para utilizarse en caso de fallar el primer intento de lazo. En su boca y sujetada con sus dientes el vaquero lleva la “madrina”, una pequeña soga que se utilizar para amarrar tres de las patas del becerro una vez estando lazado.
    El cajón del vaquero se coloca una barrera. Se le llama así a una soga que se coloca bloqueando la salida del caballo. La barrera le da cierta ventaja al becerro, pues le permita correr y accionar un mecanismo que libera la barrera del vaquero.
    El caballo tiene un entrenamiento especial. La soga de lazo amarrada “a muerte” (por el extremo) en la cabeza de la silla y pasando a través de su pescuezo hasta llegar a pasar por el “keeper” que se localiza lateralmente a la altura del hocico. El caballo esta entrenado para estirar al becerro una vez que ya esta lazado, para evitar que se aleje y que el vaquero pueda alcanzarlo.
    En el momento que el vaquero esta listo pide se abra la puerta del becerro. El becerro libera la barrera. A galope el vaquero realiza su lazo para sujetar al becerro por el pescuezo. Una vez lazado, debe bajar de su cabalgadura al mismo momento que el caballo comienza a realizar su trabajo estirando el becerro hacia a él. El Vaquero corre siguiendo la “línea” y derriba el becerro cargándolo y dejándolo caer sobre la arena para poner las cuatro patas al aire. Toma la “madrina” y amarra tres patas del becerro. Al terminar, el vaquero debe poner las manos en el aire indicando que ha terminado de hacer su trabajo, pero la ejecución de la disciplina no ha terminado aun.
    El vaquero debe regresar y subir a su caballo mientras el tiempo sigue corriendo. Deben pasar 6 segundos más, mismos en los que el becerro puede intentar liberarse. Si logra hacerlo, el intento es fallido. Si el becerro queda sobre la arena, se registra el tiempo del vaquero.
    Es importante saber también, que si en el momento de lazar al becerro este cae al suelo, el vaquero debe ponerlo en pie, para luego cargarlo y derribarlo nuevamente. En caso que esto suceda y el vaquero no actúe de la manera indicada, el tiempo no se registrará.
    En caso de que el jinete salga del cajón antes de tiempo, rompa la barrera y concrete las acciones. Se registrara su tiempo, pero se penalizara por el rompimiento de la barrera con 10 segundos adicionales al tiempo registrado por los jueces.

    Regresar a las 7 suertes

    large product photo

     
       

    México ©2009 Derechos Reservados
    MundoVaquero.Com

    Inicio|Música|Rodeo|Fotos|Ligas
    |Artículos|Radio|Contacto

    Diseñado por Rubén Montaño y Desarrollado por Daniel Lozoya
    Chihuahua, Chih. México
    (614)4.20.23.15

    www.mundovaquero.com